CUANDO ESCUCHAS

Si tan solo supieras que estoy,​​
si tan solo supieras que siempre he estado,
si tan solo supieras que sigo aquí.
Aún mientras lloras,
aún mientras piensas,
aún mientras te juzgas,
mi pensamiento siempre te abraza
¿Puedes sentirlo?
No me mires con tus ojos
no me escuches con tus oídos,
mejor obsérvame con tu piel
y escúchame con tus latidos,
ahí estoy.
Si tan solo supieras que estoy
no me buscarías,
solo me sentirías.
Te preguntas:
¿Qué tengo que hacer?…
Y yo te digo,
«no tienes que hacer nada»
Solo céntrate en ti misma
y mira más allá,
siente más allá,
escucha más allá de lo que te repites.
No puedes amar lo que no aprecias,
no puedes apreciar lo que no entiendes,
y no puedes entender lo que te ocultas,
Aquí estoy siendo tú como tú
¿Me recuerdas?
Si tan solo supieras que estoy,
que siempre he estado,
que siempre estaré,
no me esconderías.
Cerrar

Iniciar sesión

Cerrar

Carrito (0)

Carro de compra vacío No hay producto en el carrito.





Abrir chat